Adiós al 2018, recibamos felices el 2019

Al publicarse este artículo, habrá transcurrido un lapso de 363 días del 2018. Al año, le quedan dos días de vida. En consecuencia, es imposible que en 48 horas se pueda comer, beber, estudiar o gozar “de a duro” lo que se dejó de hacer durante todo el año.

De manera, que en el intervalo de tiempo que resta del 2018 pruebe ser feliz sin exageraciones. Reflexione sobre lo que debió hacer y no hizo. Pase balance, tipifique bien las razones que impidieron realizar sus tareas y por qué en otras tantas las cosas le salieron a pedir de boca.

¡Oh!, casi lo olvido, toma notas de las cosas importantes igual que de las más insignificantes. Es la única manera de que al final puedas recordar las ideas al descender en un análisis objetivo.

Hablando de notas y recordatorios, los mortificaré un “chinchin” con algunos de mis apuntes. ¡Quién sabe!, quizás te ayuden a recordar algo útil para tus análisis. De lo contrario, ruego me disculpe.

En lo que va de año, el juez del caso Odebrecht excluyó varios de los encartados. Aun así, la gente sigue creyendo que los principales implicados siguen sin ser procesados.

El Ministerio Público, abrió los concursos públicos para elegir nuevos fiscales y procuradores. Los del gobierno aseguran que el proceso fue transparente. En cambio, los abogados encuentran raro que los ganadores son todos morados.

A Emily Peguero, la asesinaron en San Francisco de Macorís. Por el horrendo crimen, guardan prisión Marlon Martínez a 30 años, y su madre Marlín Martínez a 5 años. No obstante, el sentir generalizado de los francomacorisanos y el país es que a la madre le tocaban 20 años de prisión.

También, el Estado Dominicano estableció relaciones diplomáticas con China y rompió con Taiwán, su aliado tradicional. Con el nuevo amigo, el Gobierno se engulló mil millones de dólares en préstamos. Aunque hay quienes dicen, que los chinos saben cobrar, aquí nadie sabe que se hará con ese dinero. La sospecha es válida, toda vez que las elecciones están cerca y los vientos reeleccionistas soplan más que los del León.

¡Al fin!, el Congreso Nacional aprobó la ley de partidos políticos. Es sospechoso, que siendo una ley mostrenca, a la medida del PLD-Danilo, Luis Abinader se apresuró en proclamar su apoyo militante a la nueva Ley.

Lo de Luis Abinader, principal aspirante opositor a la presidencia, es inexplicable. A pesar de Abinader ser hijo de migrantes, salió como loco a pedir al Gobierno que no firme el Pacto Mundial Migratorio de la ONU.

La pregunta es obligada, ¿Con quién esta Luis, con Dios o con el Diablo?

Hipólito Mejía, el otro duro de la oposición, está en lo de él. Compite como pre-candidato presidencial del PRM, para fortalecer el partido y dejarle una herencia política potente a Carolina.

Por su lado, Danilo Medina, con todo y la sobrevaluación de Odebrecht sigue con Punta Catalina. Ahora quiere vendérsela a los chinos pero los chinos no caen en ganchos.

Cientos de kilómetros de carreteras, anduvo La Marcha Verde protestando por el cese de la corrupción en el gobierno. Asimismo, se cuentan por cientos los miles de personas que se sumaron al movimiento. Es un mar de gente, clamando por honestidad en el gobierno.

La Marcha Verde, guarda semejanzas con la marcha de la retirada estratégica de Mao Tse-Tung (la Larga Marcha, 1934).

¡Oh, que tragedia!, finalizando el año explotó Polyplas, empresa procesadora de plásticos en la comunidad de Villas Agrícolas, Santo Domingo. El balance es tétrico, 8 muertos, decenas de heridos y cientos de personas sin empleos.

Los propietarios de Polyplas y Propagas, ahora se pelean por el dinero que van a perder. Mientras, las víctimas del siniestro son noticia de “un periódico de ayer”.

¡A caray!, entretenido en mis notas casi olvido el tema central de este ensayo. ¡Perdón!

Regresando al tema de inicio, te queda tomar las notas que hiciste, pasarlas en claro y ordenarlas. Una vez ordenados los apuntes, te corresponde realizar el análisis sesudo para determinar con objetividad, que cosas hacer el año que inicia en un par de días. Es decir, el 1 de enero de 2019.

Así que planifícate, para que el año 2019 sea fructífero para ti, yo haré mi esfuerzo.

¡Salud, prosperidad y larga vida para todos!