Cambie la memoria señor Presidente

La prestación de servicios en República Dominicana compite con el fenómeno de la inmigración haitiana cuando se trata de distraer la atención de la opinión pública. Siempre que el gobierno quiere disminuir o neutralizar las críticas sobre decisiones especificas aparece un virus o un conflicto de gran impacto mediático. Ahora le tocó el turno a la niña Carla Massiel Cabrera.

En efecto, el Presidente Danilo Medina Sánchez acaba de jurar ante la Asamblea Nacional por un nuevo mandato presidencial. El gobernante se comprometió a gobernar apegado a la defensa de los mejores intereses del país y combatir la corrupción en la administración pública.

Tal parece que la memoria del mandatario se llenó, ya no le caben más datos. El Presidente olvido, pues, la obligación que asumió ante la nación.

Pues, al rato de tomar el juramento el mandatario emitió el decreto que designa un nuevo Canciller de la República. El cargo de Ministro de Relaciones Exteriores recayó sobre el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD, y aliado mostrenco del proyecto reeleccionista. A juzgar por la práctica política de Vargas Maldonado, aparenta que el criterio que primo para su nombramiento fue el de saldar deuda de campaña.

De su lado, el licenciado Francisco Domínguez Brito descuido sus tareas como Procurador General de la República, debilidad que le costó el cargo. Pues, Medina lo designo como Ministro de Medio Ambiente. Sin embargo, la designación de Brito en medio ambiente es considerada como una degradación. En las esquinas la comidilla no cesa, dicen que “al santurrón no le valió ser un protegido de la iglesia”.

A Domínguez Brito, lo sustituye en la Procuraduría General de la República, el licenciado Jean Alain Rodríguez. La experticia de Alain se concentra en el negocio de las exportaciones y se le conoce como un excelente abogado comercial. Incluso los propios colegas del titular del Ministerio Público desconocen su formación en materia de administración de justicia penal.

De hecho, en los corrillos del Palacio de Justicia, en Santiago, se conjetura que el Presidente pretende minar el proceso de los Súper Tucanos al designar a Alain Rodríguez como procurador.

Lo cierto es que se ve a leguas que el enfrentamiento entre los danilistas y leonelistas se recrudeció con la designación del nuevo gabinete. La gente en la calle cree que con la designación de estos funcionarios, Danilo Medina hace todo lo contrario a lo que prometió al ser juramentado como Presidente.

La percepción de la población sobre las verdaderas intenciones del mandatario tiene preocupados al equipo encargado de la imagen del Presidente. El problema es que Joao Santana sigue preso y desde una cárcel en Brasil le será imposible variar esa percepción.

El pasado lunes le comenté a un dirigente medio del PLD de la desconfianza de la población en el nuevo gabinete. El amigo tuvo la cachaza de decirme que en poco tiempo nadie hablara de los nuevos ministros.

— Eso se olvida con tirar un par de noticias de mucho impacto a la calle, es más, con la venta de órganos y el cierre de las clínicas eso se va a pique –, sentenció el dirigente morado.

El peledeista se refiere a la desaparición de la niña Carla Massiel Cabrera y que luego apareció su cadáver en Santo Domingo con la falta de varios órganos. La Magistrada Olga Diná Llavearías, Procuradora Fiscal de la provincia adelanto que se trataba de un caso de tráfico de órganos. Acto seguido, la Procuradora Fiscal ordenó el cierre de tres clínicas privadas en la zona oriental de Santo Domingo. Las clínicas son sospechosas de estar vinculadas a la venta de órganos.

El Consejo Nacional de Trasplantes y el Instituto Nacional de Coordinación de Trasplante, respectivamente, pidieron a la magistrada Dina ser prudente y detener las redadas. Los organismos especializados en materia de trasplantes afirman que lo de la venta de órganos es una “leyenda urbana”.

¿Se dejó meter al medio la Magistrada Olga Diná

¿A caso darle credibilidad a esa leyenda urbana es parte de la estrategia del gobierno para hacer olvidar los conflictos del partido morado y la desconfianza en el presidente?

Cambie la memoria señor Presidente porque esa ya está llena.