Legisladores asumen Compromiso por un Acueducto Digno para el Municipio de Baitoa

Acueducto Baitoa

El Senador por la Provincia de Santiago y 6 diputados firmaron el Compromiso por un Acueducto Digno para el Municipio de Baitoa, mediante el cual se comprometen a gestionar junto a las organizaciones del municipio la construcción de un acueducto múltiple.

Teniendo como testigos a centenares de integrantes de organizaciones comunitarias del municipio el Senador Julio Cesar Valentín y los diputados Víctor Fadul, Fidelio Despradel, Lucía Alba, Magda Rodríguez, Ulises Rodríguez y Víctor D’ Aza se comprometieron a “acompañar a los residentes en Baitoa, y a sus organizaciones, a gestionar ante el Instituto Nacional del Agua Potable y Alcantarillado (INAPA), la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), el Ministerio de Hacienda, la Dirección General de Presupuesto (DIGEPRES) y cualquier otro órgano del Estado la construcción de un Acueducto Múltiple para el Municipio de Baitoa”.

Se comprometieron también a “en el marco de nuestra labor legislativa encaminar todas las acciones que fueren necesarias para que en el Presupuesto Complementario o en su defecto en el Presupuesto General del Estado 2018 se consigne los fondos requeridos para la construcción del Acueducto Múltiple de Baitoa.

En sus intervenciones los legisladores establecieron que la firma del Compromiso por un Acueducto Digno para el Municipio de Baitoa cumple con la labor de representación que le otorga la Constitución dominicana y fueron reiterativos al señalar que el acceso a agua potable es indispensable para el desarrollo de la población.

Propondrán resolución en la Cámara de Diputados y el Senado de la República que declara de alta prioridad la construcción del Acueducto de Baitoa

En sus considerandos el  Compromiso por un Acueducto Digno para el Municipio de Baitoa establece que la Constitución dominicana dispone que el “Estado debe velar por la protección de la salud de todas las personas, el acceso al agua potable, el mejoramiento de la alimentación, de los servicios sanitarios, las condiciones higiénicas, el saneamiento ambiental”, entre otros para todas las personas, destacando que el “consumo humano del agua tiene prioridad sobre cualquier otro uso”.

Destaca el documento también que  la “Resolución 64/292, del 28 de julio de 2010, de la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos”.

Así  mismo que dentro de las líneas de acción de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), Ley No. 1-12, se consigna “Desarrollar nuevas infraestructuras de redes que permitan la ampliación de la cobertura de los servicios de agua potable, alcantarillado sanitario y pluvial, tratamiento de aguas servidas y protección del subsuelo, con un enfoque de desarrollo sostenible y con prioridad en las zonas tradicionalmente excluidas”. También “Expandir y dar mantenimiento a la infraestructura para la regulación de los volúmenes de agua, mediante la priorización de inversiones en obras de propósitos múltiples, con un enfoque de desarrollo sostenible”.

Recuerda que el 23 de septiembre de 2016 el Presidente de la República, Danilo Medina, promulgó el Decreto 265-15, creando la Mesa Nacional del Recurso Agua teniendo esta entre sus funciones “Estudiar las necesidades de construcción, rehabilitación, mantenimiento y modernización de la infraestructura necesaria para incrementar la capacidad productiva en agua potable, riego, generación eléctrica y otros usos productivos del agua; así como para el saneamiento ambiental que exige el desarrollo nacional”.

Como testigos del compromiso firmaron el documento  Bernardo López,   Alcalde del Municipio de Baitoa; Ing. Roberto Duran, Director Regional del INAPA; Antonio Vargas (Tony), Alcalde del Municipio de Sabana Iglesia, Hilda Rodríguez, Presidenta de la Unión de Organizaciones Comunitarias y  decenas de  líderes de instituciones  comunitarias y religiosas.