Nueva Democracia presenta pre-candidato senaduría DN

El colectivo de participación política Nueva Democracia, presentó hoy la pre-candidatura a Senador por el Distrito Nacional de su Coordinador General, el sociólogo, Carlos De Peña Evertsz, como parte de las propuestas al congreso que la coalición que este colectivo conforma junto a Alianza por la Democracia y Opción Democrática pretende llevar.

Con una carta abierta publicada en el día de hoy, Carlos De Peña Evertsz, con convicción que “ya es hora de que la gente normal, común y corriente vuelva a creer en la política y en los políticos”, y agregó “quiero que asuman mi proyecto de candidatura, las candidaturas de otros compañeros y compañeras y sobre todo la de la compañera Minou, como un esfuerzo por devolver la política a los niveles de sustancia, decencia y rigor que ha perdido en décadas de degradación de sus prácticas cotidianas, la democracia secuestrada y simulada debe dar paso a una democracia verdadera.”

La pre-candidatura a la senaduría del Distrito Nacional de Carlos De Peña está amparada en los principios de democracia y participación, rescate de lo público y primacía de la voluntad, para “devolverle al pueblo dominicano la posibilidad de elegir propuestas llenas de mística, alegría, esperanza y fe en que otro futuro es posible y vivible”

A continuación, texto íntegro de la carta de presentación de la pre-candidatura

“…cada uno determina en su interior aquello por lo cual vale la pena vivir y nadie tiene derecho a interferir”

“…Todos tenemos que sacrificar algo si queremos merecer el disfrute de una vida futura honrosa y digna de ser transmitida a nuestros descendientes. Ustedes se juegan un poco de seguridad material. Yo la vida. Así que vean quien tiene más que perder…”

“TODOS mis libros, incluyendo los que están allá en casa y aquí con Julie, junto con sus estantes, TODOS quiero se lo entreguen a mi amigo Enrique Patín, quien ya sabe el uso que habrá de darles. Esto si es verdad espero lo cumplan cabalmente, pues es la única posesión valiosa que tengo y quiero disponer de ella en una forma que sea útil al mayor número de personas. No pueden dejar de cumplir este deseo mío…”

Extractos de Carta del 6 de abril de 1959 de Juan Enrique Puigsubirá Miniño (Johnny) a sus padres antes de venir a inmolarse en junio del mismo año.

Carta Pública: “Un paso al frente”

Enero 18, 2016

A Lucas, a quien le debo el futuro, a mi familia y amigos cercanos, a mis compañeros de Nueva Democracia, a los compañeros de Opción Democrática, Alianza por la Democracia y de otras organizaciones políticas que desean un cambio radical y profundo del rumbo de la República, a la compañera Minou Tavárez Mirabal, la primera estadista que conocerá nuestro país, al pueblo dominicano, principalmente a su gente honrada y trabajadora, la que trata cada día de sobrevivir a los obstáculos provocados por los privilegios de una minoría que se entiende propietaria de todo el territorio nacional y sobre todo…

…a mis adversarios pasados, presentes y futuros; a cada bala una flor…

Soy dominicano por convicción, no por origen, a pesar de que aquí he nacido y aquí quiero morir. No quiero irme a otras lugares del mundo, ni a otras vidas, mi arraigo no se trata de himnos ni de banderas, ni de nostalgias por épocas que cumplieron su misión y no es necesario que retornen. Siento profundo respeto por los ancestros que entregaron sus vidas por la causa de la patria, pero no es lo que me mueve a la decisión que estoy tomando, mi mayor preocupación y ocupación es el presente y el futuro por construir, quiero seguir siendo dominicano, pero que esa dominicanidad sea autentica, ética y libre.

He decidido, tras largas disputas con mi consciente (e inconsciente) y luego de diversas consultas a amigos y familiares, presentar mi precandidatura a Senador por el Distrito Nacional a la Dirección de Campaña y a la Comisión de Candidaturas de la Coalición de organizaciones que postulan a la presidencia de la república, a la compañera Minou Tavárez Mirabal. Y digo precandidatura (subrayada otra vez) porque en nuestro proyecto político de alianza no está contemplado nunca el señalamiento a dedo de nadie y bajo ninguna circunstancia. Nuestras candidaturas serán elegidas por procedimientos democráticos, sean primarias populares o asambleas, según sea el caso y se dé la posibilidad política y logística. Los regalos de candidaturas y puestos electivos pertenecen al pasado y a organizaciones convencionales y atrasadas, no a las de nuestra coalición. La Democracia se debe pensar y practicar con coherencia todo el tiempo y en todos los escenarios.

Sé que a muchos de los que lean esta carta hasta este punto les provocara una diversidad de sentimientos, a los más cercanos y que me tienen aprecio sincero, les parecerá un suicidio personal y un esfuerzo innecesario, a mis adversarios les parecerá un ejercicio de megalomanía que solo evidencia lo que ya sabían: tengo sed de poder. Normal y justo es cada uno de esos sentimientos, pero esta decisión no es ni para mis cercanos, ni para mis adversarios, esta decisión, alejada de toda demagogia, (el tiempo se encargara de demostrarlo), es un compromiso que asumo para devolver a la gente lo que es de la gente: el poder público y sus instituciones.

Quiero que la gente normal, común y corriente vuelva a creer en la política y en los políticos, que asuman mi proyecto de candidatura, las candidaturas de otros compañeros y compañeras y sobre todo la de la compañera Minou, como un esfuerzo por devolver la política a los niveles de sustancia, decencia y rigor que ha perdido en décadas de degradación de sus prácticas cotidianas; la democracia secuestrada y simulada debe dar paso a una democracia verdadera.

Las implicaciones de esta decisión no me arrojan grandes beneficios personales, aunque algunos crean lo contrario; me consumirá salud, dinero, tiempo de familia y descuido de mis compromisos profesionales y académicos. Todo eso puede resultar en un alto precio si, como dicen los más pesimistas, en este país nada ya puede hacerse para reparar el daño que le han hecho a nuestra identidad y a nuestra vida en común quienes han corrompido sus ideas y sus prácticas de liberación y revolución.

A pesar de eso, creo que vale la pena el sacrificio de tiempo y recursos, por dos razones, la primera, porque cada quien nace con una vocación a ser cumplida en su trayectoria vital, es tiempo de cumplir con la mía y segundo y más importante, porque vamos a devolverle al pueblo dominicano la posibilidad de elegir propuestas llenas de mística, alegría, esperanza y fe en que otro futuro es posible y vivible.

¿Quién soy y que ofrezco?

En el camino hacia la victoria lo sabrán…

Carlos De Peña Evertsz (@alazurda)

Párrafos escritos desde el profundo silencio cercano a la puerta donde comenzó la patria…