Oxfam Denuncia la obscena Desigualdad en el Mundo

Según un informe presentado por Oxfam, 62 personas en el mundo poseen la misma riqueza que otras 3,500 millones de personas, de ese dato parte este escalofriante reporte que dibuja una realidad alarmante con respecto a la creciente pobreza. Por Erick E. Tapia (@EseErick) Este lunes 18 de enero y en el marco del inminente encuentro de políticos, empresarios…

Según un informe presentado por Oxfam, 62 personas en el mundo poseen la misma riqueza que otras 3,500 millones de personas, de ese dato parte este escalofriante reporte que dibuja una realidad alarmante con respecto a la creciente pobreza.

Por Erick E. Tapia (@EseErick)

Este lunes 18 de enero y en el marco del inminente encuentro de políticos, empresarios y celebridades conocido como Foro Económico de Davos a partir del 20 de enero en Suiza, la Organización No Gubernamental mundial Oxfam publicó el documento llamado “Una Economía al Servicio del 1%”.

Se trata de un reporte que retrata el alarmante crecimiento de la desigualdad a nivel mundial con la esperanza de que los líderes económicos que se encuentran en Davos se conmuevan de alguna forma y tomen medidas para promover la seguridad social y la disminución de la pobreza. “Acabar con los privilegios y la concentración de poder para frenar la desigualdad extrema”, es la recomendación axial del trabajo.

Entre muchos datos dramáticos, el más escandaloso es que el 1% de la población mundial concentra la misma riqueza que el otro 99% situación que se ha agudizado notablemente desde 2010. De hecho el documento establece que en 2010 eran 338 personas las que poseían la misma riqueza que 3,500 millones de seres humanos; hoy ese parámetro se ha reducido a 62 personas.

De acuerdo con Oxfam el resultado de tal concentración de la riqueza en el mundo es desastrosa, llevando a cada vez más seres humanos a la pobreza extrema y condiciones de vida infrahumanas, además de asfixiar a la incipiente clase media,base del trabajo mundial.

“Desde el inicio del presente siglo, la mitad más pobre de la población mundial sólo ha recibido el 1% del incremento total de la riqueza mundial, mientras que el 50% de esa “nueva riqueza” ha ido a parar a los bolsillos del 1% más rico”, se lee en el documento que puedes revisar completo aquí. “La creciente desigualdad económica perjudica a todo el mundo, ya que debilita el crecimiento y la cohesión social. Pero es la población más pobre la que sufre sus peores consecuencias”, continúa.

En el caso de México, el informe asegura que entre 2002 y 2015 las cuatro principales fortunas del país han pasado a multiplicarse por cinco. “Esta tendencia de acumulación de riqueza en pocas manos es global y provoca sociedades más desiguales y violentas, en las que la combinación de falta de inversión en políticas sociales, fiscalidad regresiva y regulación deficiente de sectores estratégicos lastra las posibilidades de los más vulnerables a llevar una vida digna y tener las mismas oportunidades de partida”, explicó Consuelo López, directora de Oxfam capítulo México, país donde las fortunas de 4 mexicanos equivalen al 9% del producto interno bruto.

Entre las principales explicaciones que da Oxfam para tal deterioro de la economía mundial están los paraísos fiscales y los excesivos apoyos que dan los gobiernos de los países a empresa, lo que reduce considerablemente la captación fiscal y la inversión en seguridad social e infraestructura y servicios públicos.

Estas son algunas las recomendaciones que emite Oxfam para los líderes del mundo:

-Aumentar el gasto social y crear nuevos sistemas de seguridad social.

-Pagar a los trabajadores y trabajadoras un salario digno y reducir las
brechas con las remuneraciones de los altos directivos.

-Fomentar la igualdad económica y los derechos de las mujeres.

-Mantener bajo control la capacidad de influencia de las élites más
poderosas.

-Modificar el sistema mundial de investigación y desarrollo (I+D) y de fijación de los precios de los medicamentos para garantizar el acceso de todas las personas a medicamentos adecuados y asequibles.

-Distribuir el esfuerzo fiscal de forma justa y equitativa.

-Combatir la desigualdad a través de un gasto público progresivo.

FUENTE: The Guilty Code

¿Qué te pareció? Dale Me Gusta, Comparte, Comenta!